KonoZer ARAGÓN

El Viaje de Eva

samedi 3 août 2019, par LUIS PEDRO OLMOS

El Viaje de EVA.

Hoy, eterno hoy, que también mañana será Hoy, vuelvo a realizar, desde la humildad, una nueva publicación, colmada de dudas, de preguntas sin hallar la respuesta, al menos persuasora del autoengaño.

Dónde dejé el Manual de Instrucciones a mi llegada ? Tal vez no existía, ni existirá plasmado en negro sobre blanco. Tal vez, reiteró, cada página se borda con los hilos de esa telaraña vital en la que habitamos.

Esta exposición, como no puede ser de otra manera, me induce a una reflexión, para que cada uno aportemos en nuestro interior qué o como pudo ser lo que a continuación inquieta, mas clama mi pensar.

EVA, gran desconocida, no comprendió con exactitud ni su origen ni su destino. Como primera mujer de la Creación, sólo fue apercibida de lo que no debía hacer, esto es, una prohibición.

Para EVA no existía otro lugar que el Edén, un compañero del que ni tan siquiera le habían hablado y, claro está, una prohibición.

EVA, ante un extraño, ejerció su libre albedrío e inducida por aquellas tentaciones que rodean nuestro Ser, sucumbió a la única prohibición impuesta. Qué extraña Creación, que tilda de culpables, inocentes y prohibiciones a quién fue engendrado desde el Amor.

EVA, antes de amar,-como entendemos ahora el Amor-, por sus actos y de su compañero fue expulsada de su Edén ; expuesta a la tierra dura y sedienta de las gotas de sudor de quién la poseyera ; Expectante ante sus nuevos habitantes.

EVA, triste por su acto, compañera de Adán, desconocía cómo debía asumir y canalizar su destino. He dicho destino ?

EVA fue madre. Dos hijos que vinieron al Mundo terrenal para contemplar ante sus ojos del recuerdo paradisíaco cómo uno le quitaba la Vida al otro ; como aquel que asesinó fue desterrado.

Cómo EVA se quedó sola, contemplando nuevamente que, en su camino, algo había hecho mal. He dicho Mal ?

El tiempo y la soledad impuesta le trajo un tercer hijo, Set, de quien poco o nada se supo.

Dónde buscar un Libro que me explique qué o cual es la distinción entre el Bien y el Mal. Qué Maestro le hubiese enseñado el cómo y por qué de su existencia, de saber apreciar lo que tenía a su alrededor.

El Viaje de EVA no resultó nada fácil. En un tiempo no reglado por un reloj fue arrojada del Paraíso ; con ella arrastró a Adán, que leído al revés pone “nada”. Vio morir un hijo, desaparecer condenado,-como lo fue ella-, a otro, para finalmente quedarse, con su pareja y tercer hijo a fin de explicarle y enseñarle : el qué ?

El Panteísmo, especialmente vivido en la figura de Spinoza no concebía la creación de un Averno, de un Mal superior para ser condenados por nuestros actos. Nadie que te ama, por definición, puede prepara un tormento a la vez. Todos llevamos el equipaje de EVA ; tal vez incluso hemos vivido situaciones condenatorias que jamás, por nuestra condición humana, hubiéremos merecido.

Todos formamos parte del viaje de EVA, nuestra gran desconocida. Amar y ser amado. Aún con las lágrimas del desamor, responder en positivo. Aún en la distancia, cuando la noche es más fría por sentirnos arropados de la Soledad, clamar lumbre a nuestro corazón.

Cuando vuestra distancia merme el sentimiento fraternal del Amor, y nazca la melancolía, una mirada al Cielo.

“No estoy condenado. Puedo elegir”.

Un beso.

Fdo. Luis Pedro Olmos López

Répondre à cet article

SPIP | squelette | | Plan du site | Suivre la vie du site RSS 2.0