KonoZer ARAGÓN
Accueil du site > 02 KONOZER : Comunicación > 07 OPINIÓN > Despedida desde el corazón.

Despedida desde el corazón.

dimanche 1er juillet 2018, par LUIS PEDRO OLMOS

Despedida desde el corazón.

Queridos amigos. Hoy, siempre hoy y siempre será hoy, publico una reflexión, más aún, una apertura emocional para disolver un silencio de casi tres meses.

Ante todo, deseo agradecer profundamente a todas las personas, seguidores o no, que han tenido a bien dedicar su valioso tiempo en la lectura de mis escritos. A ellos, a la Vida, a la Esperanza dedico el Honor de formar parte de su pensamiento.

Beethoven entendía que nunca debía romperse el Silencio, si no era para mejorarlo. Demasiados silencios impuestos, otros no, rodearon y siguen acampando mi Vida. La Verdad, mal que nos pese, es única y verdadera. Muchos de mis relatos han procurado imprimir Esperanza a aquellos que, bien la perdieron, o nunca la encontraron. Relatos épicos, basados en el Amor, en los maravillosos Cuentos de Hadas, en la Mitología, en las Sagradas Escrituras nos han otorgado un momento, casi inalcanzable, de la esencia de la Felicidad.

Podremos imaginar, entre todos, que tras una fotografía existe o construimos un estereotipo de persona ; rotundamente falso. Nadie conoce a nadie hasta en tanto se sienta delante de él y, tras el encuentro, aparece la sonrisa y, lamentablemente, a veces, la decepción. Desde aquí mis más sinceras disculpas a aquellas Almas buenas que un día confiaron en mí y no supe, no quise o no pude colmar sus expectativas. Queda en mi conciencia.

Nadie es ajeno a las patologías que adolezco. Sigo y seguiré dando Gracias a Dios por las mismas, porque ellas conformaron mi persona, mi razón de ser. Mofas sobre las mismas viví desde niño ; todavía algunos se preguntan cómo se vive con ellas.

Veréis. En cierta ocasión, una persona me indicó su admiración por mi trayectoria profesional, pero especialmente por la personal, pues, en sus palabras, si él hubiere nacido con ellas, no lo habría superado.

No juzgo, pero que efímera concepción de la Vida se tiene si de una limitación no obtienes una alternativa. Qué distintos, únicos e irrepetibles somos, pues más allá de su reflexión sólo encontré una nueva espuela para mi caballo de batalla.

Cada día me levanto en cumplimiento del Contrato Vital suscrito con Dios. Tenemos veinticuatro horas al día para demostrar, a uno mismo y a los demás que podemos, que debemos ser mejores. Sin duda habrá errores, frustraciones, recuerdos baldíos de amores incomprendidos, de esas lágrimas vertidas que visten y revisten nuestro pensamiento. Como cada día, llega el Milagro y, como si de una tácita reconducción se tratase, prorrogamos por veinticuatro horas más el Contrato Vital ; Lleva nuestro nombre.

Desde mi existencia, echo de menos al niño de mi niñez, a los ojos que concibieron el Mundo exterior amoldado a su interior ; echo de menos la tierna mano de mi madre que me cuida, el beso de un padre que se fue, un hermano que me protegió y que, por mis actos prefirió escoger un camino divergente al mío. Tal vez, el hombre más íntegro que he conocido.

Donde los corazones se enfrían, allá donde el dolor y la angustia marchita la Esperanza, en la oscuridad de una sala de espera de un Hospital, en el Pasillo de los Pasos Perdidos del Tribunal Supremo renacerá nuestra flor, vuestra sempiterna Rosa que JUAN RAMÓN JIMÉNEZ nos legó.

Donde la ansiada Primavera de Neruda evitará que las flores sean sesgadas, acá, donde Miguel Hernández nos hizo comprender que un árbol podrá ser talado, pero no su raíz, encontraréis a Sigfrido, que en realidad era siempre vosotros mismos, con mi modesto mensaje de que el encantamiento de la Princesa convertida en Cisne conseguiréis extinguirlo.

Donde brote la espuma de las olas del Mar, sólo recordad que, por definición, la Vida es un Milagro.

San Ignacio de Loyola nos aventuró que, en tiempos convulsos, jamás tomes una decisión trascendental. No somos ajenos a que nuestro país, solidario y extraordinario, desde mi posición, ha claudicado ante la sinrazón de enemigos naturales entre sí y que, hoy han venido a intentar cambiar lo que ya hace tiempo debió transformarse : el regreso de los Valores.

No es tarde para la reacción. Mis convicciones políticas chocan frontalmente con la corrupción, pero la forma de enfrentarse a ella no es la constitución de un Frente Popular que abarca, desde el aplauso a ETA, al secesionismo, hasta al antisistema, pasando por un partido que entendía pertenecer a las reglas democráticas, y que cinco votos han subyugado un ideal de futuro.

Nada que decir, sólo que siempre estaré del lado del necesitado, de mi país, de los ciudadanos, de la Historia.

Gracias por haberme hecho sentir útil escribiendo para vosotros ; gracias por el cariño y vuestra existencia.

Gracias por ser las flores de mi Jardín.

Hasta siempre, porque siempre sois vosotros.

Un beso.

Fdo. Luis Pedro Olmos López.

Répondre à cet article

SPIP | squelette | | Plan du site | Suivre la vie du site RSS 2.0