KonoZer ARAGÓN
Accueil du site > 02 KONOZER : Comunicación > 07 OPINIÓN > UN DÍA DE VIENTO Y TERROR

UN DÍA DE VIENTO Y TERROR

dimanche 28 juillet 2019, par LUIS PEDRO OLMOS

Queridos amigos, queridos desconocidos, siempre presentes y, tal vez yo, algo ausente.

La concepción de la existencia humana es harto difícil de explicar. Más aún, liviana de entender.

No quiero iniciar esta publicación sin acordarme de las palabras del Dr. Mújica, ex-Presidente de Uruguay. Qué ha cambiado en Europa, la Vieja Europa, como para obviar los hechos migratorios que están sucediendo a día de hoy ?

Difícil pregunta, casi de imposible explicación, al menos desde el Alma que todos tenemos, a la que nos debemos ; la que trae al Cuerpo, composición material, Alegrías y Pesadumbres.

El Dr. Mújica recordó los hechos de la migración española tras la Guerra Civil. Cerca de 20.000 españoles,- que nunca olvidemos, españoles-, arribaron a dicho país con sólo una riqueza : las lágrimas del emigrante, del exiliado, de quien marchó y no sabe si un día volverá.

Nuestros compatriotas eran tildados de los “gringos pobres”. Acostumbrada Latinoamérica a la seducción económica del Poder, del gran inversor, sorprendió nuestra llegada. Aquí comienza mi ejercicio, modesto y emotivo, de la Memoria, la que no excluye, la que nos acerca al Bien ; la que preferimos esconder.

En ocasiones he comentado mi estancia en muchos lugares, por motivos laborales. Si en un lugar físico perduré fue en las Islas Canarias ; soñadas, cercanas y lejanas a la vez. Las verdaderas desconocidas.

La hambruna, el dolor, la falta de recursos hizo que muchos canarios se lanzasen al Mar, el que nos arropa, deseando encontrar un lugar donde comenzar. Embarcaciones prefabricadas, con una simple tela a modo de vela. Su sueño, su suspiro, empujaba dicho velamen. Su tristeza, sus recuerdos, eran el ancla que la imposibilitaba, a veces, su camino.

Océano, símbolo de Libertad, no permitió que todos arribaran a Puerto. Prefirió, exigió el tributo de la Vida a algunos, tal vez demasiados. Hoy, si no os habéis dado cuenta, son los delfines que surcan el Mar junto a los barcos. Hoy, Sirenas cantan Odas a los que llegaron, para preguntar : mereció la pena ? Alcanzasteis la Felicidad ? Cómo es ese estado vital, que ayuda a sobreponerse ante la adversidad, empuja al audaz, forja Leyendas, verdad ? Dalí, en un cuadro magnífico, reflejó un sentir popular : “La Persistencia de la Memoria”.

Relojes, tiempo vital se nos escapa entre los dedos ; no nos permiten, a veces, recordar que nuestra propia Vida es única e irrepetible. Que actos, situaciones extraordinarias y otras no, son el resultado de algo anterior. Curiosa paradoja : Montevideo, capital de Uruguay, se fundó hace cientos de años por unas familias canarias.

Qué frágil es el recuerdo, cuando no es deseado.

Qué difícil es olvidar, querer olvidar, cuando hemos sufrido. Qué bello es el Ruiseñor cuando emite su Canto a la Rosa. Cuánto hemos cambiado ; días, semanas, años.

Entre las negras tinieblas de la Soledad impuesta, una Luz celestial ilumina nuestro Ser. Esa Luz, acompañada del Canto de la Sirena, susurra sottovoce, “te acompañaré”.

Qué ha cambiado en el Sentir de la Vieja Europa ? Tal vez la Esperanza, ayudada de infidelidades a nuestro pasado. Ha cambiado la Misericordia, término que proviene del Latín : “poner el Corazón en la Miseria”. Hemos cambiado. Hemos querido cambiar, y nadie nos ha enseñado cómo debíamos hacerlo.

Bastaron dos Maderos cruzados para que un Hombre nos enseñase, nos mostrase un Camino a elegir. Hoy, siempre será hoy, mi cambio seré Yo. Reproduzco a Neruda, porque aún cortando todas las flores que componen mi Jardín, nunca acabará con la Primavera.

Llegará, casi sin darnos cuenta, el Otoño, y Verlaine nos recordará el estridente ruido de los violines en las tardes otoñales. Nos dejaremos llevar, por aquel suspiro del emigrante olvidado, que en mi Memoria, era Español, y un día dijo Adiós.

Soñaré y amaré, porque nadie podrá privarme de mis Ilusiones. Recuerdo y recordaré la frase susurrada del esclavo romano al Héroe victorioso : recuerda que sólo eres un Hombre, y que toda Gloria es pasajera.

Fdo. Luis Pedro Olmos López.

Répondre à cet article

SPIP | squelette | | Plan du site | Suivre la vie du site RSS 2.0