KonoZer ARAGÓN

MEDITACION DE LA DIOSA

Jueves 18 de junio de 2009

Comienza respirando profundamente, inhalando y exhalando. Cada vez que inhales siente como recoges energía limpia y pura, cada vez que exhalas expulsas tus bloqueos y tus resistencias. Sigues respirando, hasta que notes todo tu cuerpo se está purificando, cada célula se regenera con la nueva luz y energía que estas respirando. Notas que desde los dedos de tus pies, su cuerpo se está relajando. Sigues inhalando y exhalando. Pasando por tus rodillas, tus músculos, tu sangre, está relajándose. Sigues inhalando y exhalando hasta que estas completamente relajado, al mismo tiempo, te sientes lleno de energía, tu corazón palpita más deprisa. Sigues inhalando y exhalando.

Ves un bosque precioso, te ves caminando por él. El bosque es frondoso y lleno de flores y animales. Oyes los cantos de los pájaros, el correteo de los conejos, puedes oler las flores y la humedad del bosque. Sigues caminando hasta que ves un árbol, este árbol es tu árbol, ¿Cómo es tu árbol? Te sientas apoyando tu espalda en su tronco, sientes paz y seguridad, contemplas todo lo que te rodea, un paisaje precioso., hasta puedes ver las hadas en las flores.

Te ves que tus ropas han cambiado, tienen símbolos, espirales y otros símbolos antiguos. Te levantas y te acercas a un lago de aguas turquesas, que hay al fondo. Ves que hay una cascada, unas piedras en el lago hacen camino para llegar a la cascada. Las pasas, atraviesas la cascada y te encuentras con una cueva. Sigues caminando por el túnel, hasta que llegas a una habitación con un altar, es tu santuario. Te sientas. Observa todos los detalles de tu santuario. Te sientes en tu totalidad aquí, estas en el cuerpo de la diosa. Ella esta en ti y tu estas en ella. Tomate un tiempo para sentir esta plenitud. Ahora, pide a la diosa que se manifieste, que te de un mensaje, ella se puede presentar de cualquier forma, como Venus, Demeter, Hecate, … Te dirá algo con imágenes, palabras, sonidos, etc. Toma el tiempo necesario. Siente la energía creativa y el amor infinito de la diosa.

Ahora eres una esfera de luz, que se puede mover en el tiempo y en el espacio. Puedes ir donde quieras, ir a dar un mensaje, sanar a alguien con tu luz, etc.

Vuelves a tu árbol en tu bosque, y te vuelves a sentar en el. Das las gracias por todo lo que has visto y todo lo que se te ha dado.

Acabada la meditación, comienzas a abrir los ojos, a moverte despacio. Tócate las manos y los brazos, las piernas. Estás de vuelta. Incluso da palmadas, si lo necesitas.

Has estado en tu lugar sagrado, en cualquier momento, puedes volver a él, en cualquier momento que lo necesites.

Comentar este artículo

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0