KonoZer ARAGÓN
Portada del sitio > 05 REDACTORES > 01 INMACULADA CASADO > Documentación > Juan Bautista Martínez del Mazo

Pintor español, yerno y ayudante de Velázquez.

Juan Bautista Martínez del Mazo

Suegro de Pedro Casado y Acevedo.

Miércoles 6 de mayo de 2009, por 01 Inmaculada Casado

La familia del pintor, 1665

Juan Bautista Martínez del Mazo (Cuenca (Castilla-La Mancha), 1605 - Madrid, 1667) es un pintor español, yerno y ayudante de Velázquez.

Fue bautizado el 22 de mayo de 1605 en la iglesia de San Martin de Cuenca, según documentación del Archivo Diocesano de Cuenca (Parroquia de San Martín, Libro 2 de bautismos, folio 35 vuelto. Signatura: Libro P nº153).

Se sabe muy poco de la vida de este pintor hasta que en agosto de 1633 contrajo matrimonio con Francisca Velázquez y Pacheco, una de las hijas de Diego Velázquez. Ambos, Velázquez y Martínez del Mazo, fueron compañeros del pintor, arquitecto y escultor granadino Alonso Cano en el taller sevillano de su maestro Francisco Pacheco.

Su suegro Velázquez le tuvo en gran aprecio y echó siempre mano de él como su mejor ayudante. De hecho, se suelen atribuir a Mazo algunas pinturas velazqueñas que no encajan en la técnica del maestro. Velázquez ayudó mucho a Mazo en su carrera artística dentro de la Corte española, e incluso emprendió gestiones para conseguirle algún empleo.

Mazo fue nombrado pintor de cámara en 1661 a la muerte de su suegro Velázquez. Se creía que fue Mazo quien a la muerte de Velázquez terminó y retocó el retrato La infanta doña Margarita de Austria, pero las últimas investigaciones efectuadas en el Prado tienden a dar la autoría total del cuadro a Mazo. La infanta doña Margarita, protagonista de Las Meninas, fue esposa del emperador Leopoldo I de Austria y murió muy joven.

Durante bastante tiempo las obras de Del Mazo fueron atribuidas a Velázquez. La crítica moderna con las nuevas técnicas y conocimientos han podido restituir la autoría de dichas obras. Entre su mejores obras destacan la Vista de Zaragoza, La cacería del tabladillo y el Arco de Tito.

Su obra más sorprendente es La familia del pintor Juan Bautista Martínez del Mazo (1665) del Museo de Historia del Arte de Viena, un retrato colectivo en el que se puede ver a Juan Bautista, su esposa Francisca (hija de Velázquez), los hijos de ambos y sirvientes. La ambientación del lugar y la disposición de varios elementos remiten a Las Meninas.

2 Mensajes del foro

  • Juan Bautista Martínez del Mazo 6 de mayo de 2009 01:05, por 01 Inmaculada Casado

    Dicen que Juan Bautista Martínez del Mazo nació en Cuenca –en Beteta según otros– hacia 1612, y murió en Madrid en 1667. Al parecer, su padre era de Alarcón (Cuenca) y su madre, de Beteta, en la misma provincia. Trabajó como pintor en la Corte como ayudante de Velázquez desde 1631 y, unos dos años después, contrajo matrimonio con su hija mayor, Francisca Velázquez. Se afirma que tuvieron al menos ocho hijos, entre los cuales Inés (1635), José (c. 1640), Diego Jacinto (1642), Baltasar (c. 1645), María Teresa (c. 1648-post 1692) y Jerónima (Martínez) del Mazo (1650). Serían, al menos en parte, los niños y la joven (Inés) que ocupan el primer plano, junto con su madre. Puede que el hombre de perfil que está a la izquierda, bajo el escudo de los Del Mazo, sea Juan Bautista (recuerda un poco al holandés de Las Lanzas que mira al espectador y algunos dicen puede ser Martínez del Mazo). En 1661, éste sucedió a su suegro –fallecido el año anterior– como primer pintor de la cámara del rey.

    Francisca (Sevilla, 1619-¿Madrid, c. 1658?) es la mujer que, sentada, rodea con el brazo izquierdo a una de sus hijas. Su madre, Juana de Miranda o Pacheco (Sevilla, 1602-Madrid, 1660), era hija del también pintor Francisco Pacheco (San Lúcar de Barrameda, Cádiz, 1564-Sevilla, 1644) y de María Ruiz o (Ruiz) del Páramo, que probablemente era sevillana. La vacilación de los apellidos se debe a que en aquella época, según las circunstancias, no era raro usar un apellido u otro del acervo familiar. Pacheco, hijo de Juan Pérez y Leonor del Río, adoptó por apellido el de un tío suyo, canónigo de la catedral de Sevilla. Fue maestro de Velázquez en la capital andaluza y le admiraba mucho. Con todo, la boda de éste y la de Martínez del Mazo muestran también una política matrimonial, que intentaba reforzar los lazos gremiales, consolidar la posición y facilitar el ascenso.

    Parece que el pintor que hay al fondo, a la derecha, es Diego Velázquez de Silva (Sevilla, 1599-Madrid, 1660). El padre del artista, Juan Rodríguez de Silva, era portugués (João Rodrigues da Silva, hijo de Diego Rodríguez y María Rodríguez de Silva, de Oporto); y su madre, Jerónima Velázquez (hija de Juan Velázquez Moreno y Juana Mejía), sevillana. En 1580, año en que Felipe II unió Portugal a la Monarquía hispánica, el abuelo paterno de Velázquez había emigrado con su familia a Sevilla. Además de a éste, Juan y Jerónima tuvieron otros seis hijos. En el lienzo, el pintor está retratando a la infanta Margarita, hija mayor de Felipe IV (cuyo cuadro ocupa casi el centro de la escena, para mostrar la relación de la familia con la Casa real).

    Arriba, como hemos dicho, se ve a la izquierda el escudo de los del Mazo, que ayudó a establecer la autoría de la obra: en campo de gules, un brazo armado con un mazo en la mano, y bordura de azur o de sinople, con ocho aspas de gules o de oro (no se aprecian bien los esmaltes). Son, por tanto, armas parlantes; es decir, el mazo significa el apellido del pintor. En la Posada de San José de Cuenca, que en el XVII era casa de la familia de Del Mazo, se conserva otro blasón de su linaje.

    Responder este mensaje

    • Juan Bautista Martínez del Mazo 6 de mayo de 2009 01:20, por 01 Inmaculada Casado

      l día 27 de diciembre de 2002 es especial en la vida de dos hombres. En la de Manuel Amores Torrijos, porque culminó un trabajo de investigación; en la del pintor Juan Bautista Martínez del Mazo, porque el investigador halló la partida de bautismo que fija definitivamente el lugar y la fecha de su nacimiento. Años de dedicación a un trabajo que sólo le ha reportado, hasta ahora, satisfacciones de índole personal, han dado fruto y Manuel Amores Torrijos, maestro en Cuenca y nacido en la localidad de Torrubia del Campo, de la citada provincia, en 1946, puede contemplar el resultado público de una de sus tareas, aunque, eso sí, es la que sólo le ha llevado un año de trabajo. Ese tiempo le ha permitido precisar el año y el lugar de nacimiento exactos del pintor Juan Bautista Martínez del Mazo: Cuenca, 1605, sin olvidar que la partida de bautismo está datada el 22 de mayo como fecha de la celebración, de modo que pudo venir al mundo tres o cuatro días antes. Hasta ahora, según Amores , se le suponía nacido entre 1610 y 1615.

      Trabajo fructífero

      He aquí el párrafo que acaba con los interrogantes: «En la yglesia parroquial de Sant Martín desta ciudad de Cuenca, domingo a bentidós días del mes de mayo de mill y sescientos y cinco, yo el licenciado Andrés de Tapia, cura propio dela dha yglesia, baupticé a un hijo de Hernando Martínez y de su ligítima muger Lucía Maza, vezinos desta yglesia. Púsele por nombre Joan Baptista. Compadre de pila y de todo lo demás, Juan Bautista Justiniano y madrina de capita doña Antonia de la Oliva, parroquianos de S. Pedro desta ciudad. Advirtióseles el parentesco, y por la verdad lo firmé de mi nombre. El licenciado Andrés de Tapia. Rubricado. (Parroquia de San Martín, Libro nº 2 de bautismos, folio 35 vuelto. Signatura: Libro P, nº 153).

      En una charla con amigos se citó el nombre del pintor Juan Bautista Martínez del Mazo coméntandose la duda que existía sobre su lugar exacto de nacimiento, llegando algunos especialistas a dudar entre Madrid o Cuenca, -«la primera ciudad figura en el Espasa»-, pero solía darse Cuenca como la localidad más probable, ya que su madre nació en Beteta, pueblo de la provincia.

      Archivo perdido

      Tuvo claro Amores Torrijos, profesor de Lengua y Literatura de 6º de Primaria, que había dado con un asunto al que dedicar su tiempo libre -«investigo a diario entre las 18 y las 24 horas, y los sábados y vacaciones»-. Sus primeros pasos se dirigieron a Beteta, pero el archivo del pueblo se perdió durante la guerra civil. La siguiente vía de investigación la abrió en las diversas parroquias de la ciudad de Cuenca: «Fui de iglesia en iglesia, pero empecé por la de San Pedro. Tuve suerte porque allí encontré las partidas de bautismo de María, Antonio y Margarita Martínez del Mazo, fechadas, respectivamente, en 1609, 1612 y 1616». Este hallazgo le dio ánimos y siguió la búsqueda en el mismo lugar hasta 1630, pero sin resultados. Eligió entonces la parroquia de Santiago, donde no trabajó en vano porque halló el expediente de confirmación de Diego Martínez del Mazo y debajo los nombres de Juan y María, por lo que «deduje que Diego era el mayor por ocupar el primer lugar». Su peregrinaje siguió por las parroquias de San Miguel, Santa María, Santa Cruz, San Nicolás. Sólo le quedaba la de San Martín.

      - Empecé a buscar partidas de bautismo a partir de los años 1601 y 1602. Encontré, por fin, la de Juan Bautista, pero no quise ilusionarme demasiado con el nombre y seguí leyendo en el libro número 2 de bautismos. Figura como hijo de Hernando Martínez y Lucía Maza, cambio éste del masculino al femenino en el apellido materno, que era usual en aquel tiempo.

      Dado, cuenta Amores Torrijos, que no hubo partidas de nacimiento hasta 1875, hasta entonces se sustituían por las de bautismo, que daban la máxima aproximación a la fecha de nacimiento, ya que no había registros civiles. «Todo giraba en torno a las parroquias, y la de los padres de Juan Bautista fue la de San Martín», precisa.

      - Durante el año que ha empleado en la investigación ¿qué ha ido sintiendo por el personaje?

      - Me atraía más y más y deseaba saberlo todo sobre él. Gracias al trabajo descubro cómo un niño de una ciudad modesta como era Cuenca entonces, llega a la Corte, y se convierte en el alumno más aventajado de Velázquez.

      Entre sus obras más conocidas, cuenta con «Los Jardines del Palacio de Aranjuez», «Vista de Zaragoza» y Retratos del Príncipe Baltasar Carlos y de la Infanta Margarita, hijos de Felipe IV. De hecho, es sabido por los especialistas que muchos de los cuadros que figuran como parte de la extensa obra velazqueña, son de su menos célebre yerno, que destacó, sobre todo, en el paisaje con figuras pequeñas al que imprimió un toque muy personal. Su firma se encuentra en el Museo del Prado, el de Viena, la National Gallery, el Palacio Real de Aranjuez

      -¿Cómo se siente tras la tarea?

      - Silenciado y silencioso. La investigación supone mucha frustración y escasas alegrías. ¡Pero cuán intensas son!

      Responder este mensaje

Comentar este artículo

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0