KonoZer ARAGÓN
Accueil du site > 02 KONOZER : Comunicación > 04 PoliticArte > 02 De Re Publica > PANDEMONIUM : desconcierto e imprevisión

PANDEMONIUM : desconcierto e imprevisión

jeudi 19 mars 2020, par 13 MANUEL MEDRANO

Si esperan que hable del coronavirus, les diré que sí pero no. Lo que tengo que decir al respecto de la infección es :

1) Si el 2-3 de marzo ya se sabía el peligro de esta pandemia, que se transmite muy rápidamente, y diversas instancias desaconsejaron celebrar grandes eventos multitudinarios, habrá que investigar los intereses gubernamentales (y otros) en callar esa circunstancia. Como consecuencia, sin saber el riesgo a que se exponían, los primeros días de marzo (al menos hasta el 6) se celebraron mascletaes con asistencia de miles de personas aglomeradas en Valencia ; el 5 de marzo 130.000 personas (según los organizadores) estuvieron celebrando en Zaragoza, en el parque del Tío Jorge, la Cincomarzada, comiendo, bebiendo y bailando ; y el 8 de marzo muchos miles de ciudadan@s se manifestaron tod@s apelotonad@s para celebrar el Día Internacional de la Mujer. Y esto son sólo algunos ejemplos.

2) La labor de Fernando Simón, el chico zaragozano del paseo de Sagasta, como portavoz sanitario del gobierno de España, ha sido muy poco profesional, genuflexa ante las necesidades políticas gubernamentales, incluso cuando eran contrarias a las de los ciudadanos. Él sabrá.

3) Aquí nos dicen las cosas, desde los voceros oficiales, cuando y como les da la gana, y así lo advertí ya en mi artículo EJERCICIOS ORACULARES. Sí, nos cuentan todo a su conveniencia, tarde y mal. Lo mejor es atender a fuentes de centros de investigación no gubernamentales, y con cuidado por si tienen intereses colaterales. Ya Adolfo García-Sastre, virólogo español del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, advertía de varias cosas en los medios hace una semana, que oficialmente nadie dice. Por ejemplo, que el coronavirus sería parecido a una gripe pandémica en su ciclo, no estacional, aunque los grupos de riesgo son similares, y hablaba de que tenía que cuidarse el tema de las residencias de ancianos. También comentaba que no creía que hubiese muchas defunciones en niños o adultos jóvenes, quizá… Expresando que la enfermedad, en su opinión, se convertiría en una patología corriente común entre niños y adolescentes que quedarían inmunizados tras padecerla. El 16 de marzo, en su discurso a la nación, el presidente Emmanuel Macron dijo a los franceses (y a los que quisimos oírlo) que hay que prepararse para una segunda oleada infecciosa, que afectará a personas más jóvenes. El 18 de marzo, la portavoz de Sanidad de Donald Trump compareció junto con el presidente U.S.A. y avisó de que ya empezaba a extenderse la afección a los jóvenes. Mensajes claros, directos y comprensibles. Aquí, lenguaje arcano, inexactitudes, ocultaciones, retrasos, total : un absoluto desastre como procedimiento democrático.

Pero de lo que, aunque parezca mentira después de lo anterior, quería hablarles yo, es de otra cosa. De Peter Valentinovich Turchin, profesor del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Connecticut. Hace una semana empezó a reflejar la prensa su trabajo, que nos afecta. Eso sí, unos medios lo comentaban y analizaban, otros lo trataban como si fuese magia, y finalmente algunos lo banalizaban llamando a expertos en nada y opinadores de todo.

Turchin es experto en cliodinámica, ciencia que intenta predecir el futuro con base en las matemáticas, más bien en técnicas estadísticas. Se trata de construir modelos matemáticos nuevos en función de un conjunto de datos para, después, comparar los resultados con patrones y modelos históricos conocidos, buscando similitudes. Para todo esto se necesita, claro está, volúmenes de información suficientes y observar diferentes indicadores socioculturales e históricos. Lo que este investigador ha hecho es crear modelos matemáticos de procesos sociales a largo plazo que, combinados con bases históricas y el análisis de datos económicos, permiten afirmar lo que va a suceder.

De este modo, Turchin predijo hace años que 2020 sería escenario de una situación de caos a nivel mundial sin precedentes, un momento de máxima inestabilidad social y política. Entre los elementos que nos conducirían a ello, citaré solo dos. Las tendencias demográficas alcistas, por encima de la capacidad productiva de las naciones, que causa (junto con la incompleta recuperación de la crisis de 2008) el desplome de salarios, el aumento del déficit público, el aumento del paro y, en los casos graves, la generalización de hambrunas. Y también, la excesiva proliferación de élites y su búsqueda constante de posiciones de poder, por ejemplo en la política, que incrementa la competencia entre grupos de las mismas, lo que lleva a la fragmentación. En todo caso, Turchin dice bastantes más cosas y apunta tímidamente alguna recetilla, sin atreverse a más.

En algunos medios como comentario, y en otros con peor intención, he leído que la cliodinámica les recordaba a la psicohistoria, una ciencia inventada por el personaje de Hari Seldon en la saga Fundación , de Isaac Asimov, que utiliza la estadística y la psicología para predecir el comportamiento de grandes civilizaciones.

Pues les diré : no me pronuncio sobre las predicciones de Turchin, antes tendría que ver (y entender) su trabajo científico. Pero eso sí, intentar burlarse de él diciendo que se parece a la psicohistoria de Fundación es lo que me parece una mamarrachada. Muchos hemos sido inspirados en nuestro trabajo por ese planteamiento. Por ello empecé yo a trabajar en estadística aplicada a la circulación monetaria y otros aspectos de la moneda romana, para intentar, no predecir el futuro, sino describir un pasado poco conocido de otro modo. Eso fue en la década de los 80. Mi último trabajo publicado sobre ese tema concreto, es de 2017. Lo que hace Turchin puede o podrá hacerse, porque él dice además que aún no trabaja con big data.

Ignorantes, dejaos de esgrimir argumentos estúpidos : más investigación, más crítica científica positiva, más limpieza de criticones infectados de miseria académica, más trabajo y menos polemizar, que luego pasa lo que pasa y la culpa es del cha cha cha.

Hoy les dejo como imagen adjunta un fragmento de mi composición digital “Las montañas de la locura”.

Portfolio

Répondre à cet article

SPIP | squelette | | Plan du site | Suivre la vie du site RSS 2.0