KonoZer ARAGÓN
Accueil du site > 02 KONOZER : Comunicación > 04 PoliticArte > 02 De Re Publica > EL BAILE POLÍTICO COMO ESPECTÁCULO

EL BAILE POLÍTICO COMO ESPECTÁCULO

jeudi 11 juillet 2019, par 13 MANUEL MEDRANO

Llevamos tiempo, y aún nos queda bastante, viendo los problemas para cristalizar pactos políticos en muchas instituciones de España, empezando por el gobierno de la nación y siguiendo por los autonómicos. En los ayuntamientos ya tenemos todo más claro, y están dando los primeros pasos en su gestión, más titubeantes o menos y, en muchos casos, con golpes de imagen antes que con medidas de alcance.

Sin embargo, nos dicen que la situación económica no se resiente por ello especialmente, los niveles de crecimiento y tal. Es decir, ahora entendemos eso que en Italia veíamos con estupor, cómo se formaban gobiernos con cinco partidos que se disolvían en poco tiempo, volvían a pactar de otro modo, se volvían a romper los acuerdos, etc., pero la economía iba perfectamente, como si no le afectase esa “inestabilidad política”. Nos hemos italianizado en este aspecto, creo que para bien.

Cierto es que muchos gobiernos en funciones siguen gestionando dentro de sus márgenes, que con habilidad suficiente no resultan tan estrechos, y la ciudadanía no nota especiales quebrantos. Eso es bueno, indica que tenemos una sociedad civil muy sólida y que el intervencionismo de los poderes políticos, en general, es limitado.

Dicho esto, de lo que no nos podemos quejar es del espectáculo. A veces poco edificante (subidas brutales de sueldo de las autoridades, nada más llegar al cargo) pero en otras ocasiones muy instructivo, aunque termine por cansar cuando no se es especialmente aficionado a la cosa pública a tiempo completo.

Lo que recibimos, en muchas ocasiones, no es información sino comunicación interesada, cuando no noticias falsas. Medios muy decantados por esta o aquella opción nos cuentan lo que les conviene a sus apadrinados, a veces de una forma tan grosera que se ríen hasta los fieles (en privado), demostrando un ejercicio del periodismo situado en la franja más aberrante del oficio.

Bien, que siga el baile, pero por poco tiempo. El recurrente sonsonete “los ciudadanos han hablado” seguido de “y nos han dicho claramente” se parece a mucho de lo que estamos viendo como un huevo a una castaña. En el fondo, los ciudadanos lo que esperan es un estado del bienestar sostenible (educación, sanidad, pensiones…), unas posibilidades de negocio no trabadas por la burocracia asfixiante ni impuestos que sean una exacción de hecho, empleos dignos pagados dignamente, una administración profesional y amable con el usuario, etc., es decir, en realidad, nada a lo que no tengan derecho.

Así que a trabajar gobernando las instituciones, que los juegos gladiatorios del siglo XXI consistentes en pactos que sí que no, pero sin que llegue la sangre al río, no convencen. Y a solucionar en esta legislatura y corporación, lo más posible, temas como el papel del Senado, de las diputaciones provinciales, las comarcas, la financiación suficiente de los ayuntamientos, etc.

Y, por cierto, tampoco estaría mal resolver la cuestión de los perfiles de los políticos y sus equipos : conocimientos del tema a gestionar, idoneidad profesional, claridad y veracidad curricular, etc., o volveremos a lo del “político profesional” que, como funcionario del estado (en el nivel que sea) mientras ejerce su función, no digo yo que oposite, pero que tampoco sea esto la risa como pasa con frecuencia. Conviene no construir puentes sin río, ni pontificar sobre lo que no se tiene ni puñetera idea e invertir en lo pontificado dineros públicos.

Portfolio

Un ballo in maschera

Répondre à cet article

SPIP | squelette | | Plan du site | Suivre la vie du site RSS 2.0