KonoZer ARAGÓN

Libro de Oro de Saint Germain (cap. XIX)

Habla el Amado Ascendido Jesús

Martes 22 de diciembre de 2009, por 02 Antonio Palomino

Cuando dije: “YO SOY la puerta abierta que ningún hombre puede cerrar”, quise hacerle comprender a la humanidad que me refería al “Gran YO SOY”, que es la Vida de cada individuo manifestada en la forma. No deseé comunicar que el Jesús personal era el único a quien este gran privilegio había sido conferido. Cada uno de ustedes, amados hijos del Padre Único, tiene la misma Presencia Poderosa dentro de si mismo, el “Gran YO SOY” que YO tengo y que tenia en ese tiempo, por el cual alcance la Victoria Eterna y Final.

Para aliento, fuerza y certeza de tu mente, deseo que comprendas que la Conciencia que usé para alcanzar esta Gran Victoria fue el uso de la “Presencia YO SOY” que se está enseñando. Después de una búsqueda por todos los caminos posibles en aquel tiempo, la determinación y el deseo por conocer la Verdad me condujo al Gran Maestro –que conocerán algún día.- quien me dio el Secreto Interno y la Poderosa Concesión, que me volvió hacia la “Poderosa Presencia, el Gran YO SOY”. A través de su radiación, la comprendí y enseguida comencé a usarla. Esta es la única manera de que una individualización del Rayo de Dios pueda lograr la Victoria Eterna y construir su estructura sobre una base firme de la cual ninguna actividad exterior puede distraer.

Ahora deseo transmitirte este uso simple, todopoderoso, de la “Presencia”. Todos los que han alcanzado la Poderosa Victoria y han ascendido como Yo lo hice, antes y después de mí, han usado la actividad consciente de la “Poderosa Presencia Eterna, YO SOY”. Cuando dije a mis discípulos y a la humanidad: “ las cosas que yo hago, vosotros podéis hacerlas también y mayores aún ”. Yo sabía de que estaba hablando. Sabia que dentro de cada individualización o Hijo de Dios, estaba esta “Poderosa Presencia YO SOY”, por cuyo curso estas impulsado hacia adelante sin ninguna incertidumbre. Digo, “impulsado” porque eso es lo que quiero decir.

El uso constante de tu “Presencia YO SOY” te impulsa hacia adelante a pesar de cualquier actividad del cuerpo externo. Tormentas, angustias y disturbios pueden arder alrededor tuyo, pero mientras que esta sola idea sea mantenida firmemente y estés en la Conciencia de la “Presencia YO SOY”, puedes permanecer sereno, inconmovible por el torbellino bullicioso de la creación humana, en el cual podrías estar envuelto.

Hay solamente una manera de que tú y el Padre se vuelvan eternamente Uno, y esta es a través de la aceptación completa de tu “Presencia YO SOY”, la Energía, el Amor, la Sabiduría y el Poder que El te ha dado: atadura dorada, escalones preciosos, por medio de los cuales ascenderás serenamente hacia la realización final.

Un día, en alguna parte, cada individualización que Dios, el PADRE, tiene que encontrar el camino de regreso hacia el Padre a través de su “Presencia YO SOY” cumpliendo con su ciclo, o ciclos, de individualizaciones en el uso de la actividad externa del Yo externo. La tierra es la única esfera donde hay la densidad de la estructura atómica que experimentas. El reconocimiento consciente y el uso de la “Presencia YO SOY” que eres, gradualmente aumenta la acción vibratoria de tu estructura atómica, desvistiendo y liberando la actividad electrónica que esta escondida dentro del átomo, permitiendo que te vuelvas un Ser Auto-Luminoso.

Deseo que todos los que puedan recibir esto o contactarlo algún día, comprendan muy bien que Yo no soy y nunca fuí un Ser Especial creado por Dios, distinto al resto de la humanidad. Es verdad que había hecho esfuerzos conscientes previos, y había alcanzado mucho antes de la encarnación donde gane la Victoria Eterna. La experiencia que escogí hace dos mil años era para dar el ejemplo que cada individualización de Dios tiene que seguir tarde o temprano.

Yo insisto, Amado Hijo de Dios, que me veas como un Hermano Mayor, uno contigo. Cuando dije o dejé la palabra: “YO SOY con ustedes siempre la Presencia YO SOY, que soy y que ustedes son, es Una”. Por lo tanto, ¿no ves como “YO SOY contigo siempre”? Medita profundamente esto, y trata de sentir su realidad.

Durante mi ascensión, y después de ella, vi la inmensidad de la radiación que yo iba a poder derramar a mis amados hermanos y hermanas de la Tierra, desde la esfera donde iba a habitar en adelante.

Deseo decirles la verdad: cada individuo que mande su pensamiento consciente a Mí con el deseo de ser elevado por sobre las limitaciones de la tierra o de su propia creación, y viva de acuerdo a ello, recibirá de mí toda la asistencia posible para ser dada de acuerdo a los escalones de crecimiento de la conciencia que alcanzará de tiempo en tiempo.

No me entiendas mal cuando me refiero a crecimiento. Estoy hablando de la humanidad en general. No me refiero a algunos que tienen un logro previo suficiente para que en el uso presente y la completa aceptación de su “Presencia YO SOY”, puedan hendir el velo de la creación humana y avanzar en el “Abrazo de la Resplandeciente Presencia YO SOY Ascendida” en cualquier momento. Hay algunos en el grupo de estudiantes que se ha formado, para quienes es posible hacer esto. Eso depende enteramente de ellos mismos de la calmada intensidad equilibrada por la cual se vuelven conscientes de su “Presencia YO SOY”.

Te traigo estas grandes nuevas, porque yo las comprobé en mi experiencia personal.

Antes de que decidiera completamente la manera en que Yo daría el ejemplo a la humanidad, comencé de repente a usar la afirmación que me vino de un impulso interno: “YO SOY la Resurrección y la Vida”. Dos días después de que comenzara a usar esa afirmación con gran regocijo, ví lo que se debía hacer, y deseo asegurarte que fue el uso consciente de la Poderosa Afirmación: “YO SOY la Resurrección y la Vida”, lo que me dió el poder para hacer la ascensión en presencia de tantos y registrar en los archivos etéricos ese ejemplo que se mantendrá presente eternamente para toda la humanidad.

Desafortunadamente, el velo de la idea ortodoxa cubrió las mentes de la gente impidiendo la comprensión de que cada uno tenía dentro de si la “Presencia YO SOY” lo mismo que Yo, por lo que cada uno podía lograr y hacer las mismas cosas que Yo y ganar la Victoria Eterna.

Este, amado estudiante, es el mensaje personal que te dejo, expresado através del Rayo de Luz y Sonido en el que cualquiera puede entrar, ver y oír con la suficiente preparación consciente.

Otra vez insisto en que pienses en Mí como en tu Hermano Mayor, listo para darte asistencia en todo momento. No pienses de Mí como un Ser Trascendente, lejos de tu alcance, con el que todo contacto es imposible, por la “Presencia YO SOY” que te capacitará para hacer la ascensión que Yo hice; solamente que hoy, tu tienes la asistencia de la Gran Hueste Ascendida de Seres que han ganado la Victoria Eterna que alegremente están a tu servicio, mientras tu te prepares.

Te envuelvo en Mi Amor, y te repito otra vez: “siempre estoy contigo”.

Comentar este artículo

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0